miércoles, 29 de agosto de 2018

Cartapesta con Cáscara de Huevo


Me preguntaba 
¿como quedará la combinación de cartapesta con cáscara de huevo?
pero mi idea a su vez era que  las cáscaras de huevo constituyan una de las capas de la cartapesta.
Y este es el resultado, éstos cuencos de colores, donde yo les di una pátina pero, admiten cualquier pátina que ustedes quieran realizarle, incluso con un decoupage quedarían estupendos









El aspecto final que queda es de un craquelado profundo.
Desde ya que son solo objetos ornamentales, no sirven para contener alimentos y se los puede limpiar fácilmente con trapo húmedo.

MATERIALES:
Molde para copiar la forma
Cáscaras de Huevo
Papeles para cartapesta
Cola vinílica o engrudo
Film adherente
Pinturas acrílicas
Pincel, espátula
Barniz Acrílico

Como molde elijan recipientes lisos, sin bordes  y que tengan ésta forma para que sean fáciles de desmoldar.




A éste molde por el lado de afuera lo voy a forrar con dos capas de film adherente de cocina, una encima de la otra, para facilitar aún más el desmolde de la pieza , presionándolos entre sí para alisarlos.





Preparo las cáscaras de huevo a las que ya les saqué la telita interior y las voy partiendo y colocando a un costado.



El pegado de las cáscaras las realizo directamente sobre el film, de manera tal que al desmoldar las cáscaras de huevo queden hacia arriba. 
Las pego con cola vinílica, en pequeños trozos siguiendo la forma del molde.



Al pegar las cáscaras de ésta manera cuando se desmolda quedan completamente planas a pesar de la forma curvada que tienen las mismas.




Yo realicé el pegado de a poco, me iba corriendo a distintas partes de la pieza, mientras se secaba un lado cubría el otro para facilitar el trabajo.



Esta parte requiere paciencia, yo emplee piezas chicas pero si eligen piezas más grandes les llevará más tiempo.
Este es un trabajo ideal para realizar escuchando buena música o charlando en familia. 



Tengan especial cuidado en los bordes, dentro de lo posible traten de no sobrepasarlos.



Cuando la pieza está totalmente cubierta, es como si fuera la primera mano de cartapesta pero, utilizando como material, las cáscaras de huevo que también le otorgarán dureza.



Sobre éstas ahora si realizo las capas de papel. 
Ubico el recipiente sobre un envase de helado para que quede firme y comienzo a pegar el papel.



 Aconsejo como primera mano un papel blando y como pegamento cola vinílica o cualquier pegamento al agua.




Comienzo por los costados dejando caer un poco el papel y me aseguro que quede bien pegado en éstos extremos.
Es importante también presionar con los dedos para que penetre entre las cáscaras de huevo y se unan entre sí.




Se completa entonces con la primer capa de papel y se deja secar.



Cuando se secó esta primer capa se realiza la segunda con otro color de papel y también presionamos para que quede más lisa la cartapesta.




Se deja secar y se procede a dar otra mano de papel y así 3 ó 4 manos para que quede firme y siempre respetando  las curvas para mantener la forma.



Cuando todas las capas de papel están secas recortamos los bordes que habíamos dejado colgando, guiándonos por la forma del molde.

Ahora podemos desmoldar




Separamos el film y despegamos, al haber colocado dos capas del film la separación es muy fácil, con una espátula flexible, apenas la introduzco por el borde se despega.
Emparejo los costados si es necesario.









Con pintura acrílica negra pinto el exterior de una de las piezas, comienzo por la base y a medida que asciendo pinto con azul ultramar. Dejo secar y doy otra mano igual .




Ahora lo voy a pintar del lado de las cáscaras de huevo.
Primero doy una mano general con azul ultramar asegurándome que el color penetre bien entre las ranuras. 




Una vez seca la primera mano, para dar la segunda comienzo aplicando pintura acrílica turquesa en el centro y nuevamente azul en los costados tratando que los colores se fusionen entre sí en las uniones.





También en lugar de turquesa se puede usar color blanco.


La otra pieza la pinte del lado del papel con pintura acrílica chocolate y rojo hacia los extremos.
Del lado de las cáscaras una primer mano solo de color rojo .




Para dar la segunda mano utilizo como color más claro un anaranjado y rojo hacia arriba realizando una fusión igual que con el cuenco azul.
En ésta caso el naranja se puede reemplazar por amarillo, no por blanco ya que quedará rosado.






Una vez secos si quieren los pueden dejar así o realizarles una pátina como hice yo.

Esta pátina consiste en utilizar pintura acrílica negra muy diluida y aplicarla con un pincel en toda la superficie sobre  las cáscaras y quitarlas con un papel de cocina sin refregar, solo apoyándolo para quitar el exceso de negro.





Cuando están secos con un pincel y en éste caso pintura acrílica dorada aplico refregando para resaltar las cáscaras con brillo y del lado de atrás puedo hacer algunas pasadas para decorar.






Para el recipiente azul le aplico pintura acrílica plateada, de la misma forma que el rojo.



Este es otro cuenco que realicé con la misma técnica pero sobre una compotera redonda.

Pinté con negro la parte de atrás y con chocolate y dorado las cáscaras . Se los muestro para que vean el resultado, observen la textura que se obtiene, un craquelado estupendo.


Para finalizar es importante darles una ó dos manos de barniz acrílico al agua para impermeabilizar y que nos duren muchísimos años.


2 comentarios :

  1. Es una maravilla.. Me parece que es usted una artista que se preocupa de innovar para sus suscriptores.Gracias

    ResponderEliminar